Cuidados de árboles

Existen inmerable tipos de árboles, los cuales muchos de ellos ni sabías que existían y que pueden decorar el interior de tu casa, en la terraza o en el jardín.

Desde arboles con flores rosas, arboles para jardín, arboles artificiales, arboles de hoja caduca, arboles ornamentales, arboles pequeños para jardín y mucho más descubrirás en esta sección.

¡Esperamos que te sirva!

Artículos de árboles

Plantar árboles en macetas en lugar de árboles con pocas raíces directamente en el suelo es la solución perfecta para jardines y terrazas. La colocación debe ser estable, ya que a estas especies no les gustan los trasplantes

La palmera ideal es Phoenix canariensis porque es muy resistente (puede vivir hasta 200 años) y es dioica. Con un solo ejemplar se puede sacar suficiente para brotar, teniendo ambos sexos en el mismo ejemplar.

Las plantas artificiales tienen un encanto natural, pero contra ellas, no todos tenemos tiempo para cuidarlas. Son mucho más baratos y asequibles que una planta viva.

Tener un jardín con árboles pequeños y flores bonitas es más fácil de lo que piensas. Todas las especies son muy recomendables para jardines pequeños. Aquí encontrarás los árboles ornamentales más recomendados por los expertos.

Las plantas de interior son (generalmente) fáciles de cuidar, agregan belleza y sombra, e incluso se ha demostrado que ayudan a aliviar la presión. Desde las más básicas y familiares hasta las más llamativas.

El bonsái es un arte vivo en el que se necesitan horas, semanas, meses o un largo periodo de estudio para obtener información sobre estos árboles. Se deben preferir los árboles de tamaño pequeño a mediano cuando se comienza a cultivar bonsáis.

La rotación y barbecho de cultivos nació a finales de la Edad Media, cuando en Europa la población aumentaba considerablemente. En la actualidad el barbecho ha mejorado con respecto a aquella época.

Las plantas de sombra son aquellas plantas que crecen bien en el jardín donde no les llega la luz solar intensa. Son especies que requieren muy poca luz para sobrevivir, con pastos delicados y algunos arbustos resistentes

Los arces son fáciles de cultivar en macetas o directamente en el suelo y prefieren la sombra. Pequeña y de crecimiento lento, su forma elegante y su hermoso follaje la hacen ideal para pequeños jardines.