Cómo plantar bonsáis

bonsai arbol enano en maceta

¿Qué es un bonsái?

La palabra japonesa Bonsái implica esencialmente planta, árbol o conjunto de plantas o árboles que llenan un soporte (de bon, «cuenco», y sai, «planta»). El bonsái está relacionado con el desarrollo de árboles más pequeños de lo esperado que aparecen como ejemplares de tamaño completo, lo que sugiere la utilización de especies y surtidos fundamentalmente similares a los de la naturaleza. El bonsái es un arte vivo en el que se necesitan horas, semanas, meses o un largo periodo de estudio para obtener información sobre estos árboles.

Numerosas personas confunden con frecuencia el término bonsái, creyendo que se aplica sólo a una pequeña planta, de unos 25 cm de altura o menos, colocada en una maceta. En realidad, los bonsáis pueden tener prácticamente cualquier tamaño, desde unos 2,5 cm hasta un tamaño tan grande que se necesitan al menos dos personas para transportarlos. Cuando se empieza a desarrollar bonsáis, hay que inclinarse por árboles de tamaño pequeño o mediano, pero a medida que se refuerza y alimenta la diversión hasta una práctica concentrada, es de suponer que se elegirán ejemplares cada vez más grandes. Es útil progresar gradualmente y siguiendo los pasos consistentes, con alerta, para que se puedan aclimatar todos los variados métodos utilizados en la forma de vida del bonsái.

El árbol propiamente dicho no es más que una pieza del cuadro total que se pretende realizar, y a él se añaden la maceta, la presencia de la tierra a nivel superficial y, sobre todo, la forma y el estilo del árbol. Bonsái, maceta y tierra deben complementarse en medidas, forma, sombreado y superficie.

El enfoque más conocido para iniciarse en el cautivador universo del bonsái como pasatiempo es conseguir un ejemplar que no sea difícil de desarrollar.

Introducción

Hoy pretendo recoger algunas ideas de cómo empezar en el bonsái con nada. Desde cero, pero cero, cero, sin herramientas especiales, ni materiales caros, sin necesidad de conocer complejas técnicas.  

Hay muchas maneras de hacer bonsái. La más sencilla, barata y accesible es desde semilla. ¿Nunca te has preguntado cómo conseguir un bonsái gratis? Sigue leyendo, no es difícil. Pero lleva su tiempo.

Si hay un árbol sencillo, resistente y agradecido para los principiantes que se inician en el bonsái, es sin duda el olmo.

Hay muchas variedades, pero quizás  no sabías que una de las que puede dar buenos resultados como bonsái, podemos encontrarlo con solo bajar a la calle. 

El olmo común (ulmus minor) es una especie muy utilizada como árbol de sombra en ciudades y parques, para veredas y en alcorques de las aceras de nuestras calles. 

¿Qué necesitaremos para plantar nuestro bonsái?

macetas semillas y sustrato
  • Humus de lombriz.
  • Compost cernido.
  • Arena (no de playa) lavada.
  • Semillas de acacia, pino blanco japonés, pino negro.
  • 3 macetas con agujero en la parte baja (para drenar).
  • Grava blanca.
  • Trozo de maya fina.
  • Regadera.
  • Agua.
  • Recipiente ancho para colocar las macetas.

Cómo plantar nuestro bonsái

  • Se coloca un minúsculo trozo de maya en el fondo de las macetas.
  • A continuación, se pone un puñado de grava.
  • Mezclar la misma proporción de humus, musgo y arena (todo cernido).
  • Con esta mezcla se rellenan las macetas hasta dos centímetros del borde.
  • Se esparcen de forma uniforme las semillas sobre la superficie de la tierra (el pino blanco japonés tarda dos meses en germinar).
  • A continuación se cubre con una fina capa de la mezcla de aprox. 2 mm. hasta cubrirlas.
  • Por último, se riega suavemente.
  • Las macetas se colocan sobre un plato o recipiente que llenaremos de agua durante 24 horas.
  • Pasadas las 24 horas se sacan al aire libre y lo riegan 3 veces por semana.

Imágenes de bonsáis

Cómo cultivar y cuidar de diferentes tipos de bonsáis

Árbol bonsái de Granado (Punica granatum)

bonsái granado en maceta

Es posible que te encanten los granados, o Punica granatum, por sus sabrosos frutos. Sin embargo, ¿sabías que también puedes cultivar bonsáis de granado?

Hay varios tipos de árboles de granada que se pueden cultivar, cada uno de los cuales es hermoso por sí mismo y ofrece tonos, formas y tamaños extraordinarios de productos orgánicos, flores y troncos.

Original de Oriente Medio y espacios del sudeste asiático, el granado se encuentra actualmente en una amplia variedad de naciones de todo el mundo. Es famoso entre los cultivadores de bonsáis por su magnificencia de hoja ancha caduca y su corteza que atrae la atención, así como por el aspecto envejecido y retorcido de sus bases y su tronco.

Si está pensando en cultivar una planta de granada como árbol de bonsái de frutos orgánicos, ha tomado una magnífica decisión. A continuación le ofrecemos algunos consejos para ayudarle a empezar.

VER MÁS >>>

Artículos relacionados