Cómo sembrar semillas de lechuga

Semillas  >> Como sembrar semillas de lechuga

lechuga verde plantada en tierra

Introducción

Si te estás planteando cultivar lechuga, te contamos que es el cultivo perfecto para iniciarse en los huertos urbanos porque no requiere de muchos cuidados.

Para la cosecha de todo el año, se realiza una siembra escalonada. Las plántulas extraídas durante el raleo se mantienen en macetas más pequeñas hasta que llega el momento de plantar otra ronda de lechuga. Además, los cepellones desnudos se pueden mantener en una olla con agua durante unos días hasta que se trasplantan

Es menos tolerante a las altas temperaturas que a las bajas, capaz de crecer entre 10 y 12 °C y sobrevivir a temperaturas cercanas a los 0 °C.

Vamos a hacer el semillero:

  • Utilizar bandejas de semilleros o reutilizar un tetrabrik abierto por uno de sus laterales lavándolo bien y haciendo unos agujeros en el fondo (para que drene bien el semillero).
  • Hacer la mezcla: 60% de turba o sustrato, 40% de humus de lombriz, 10% de perlita y un poco de vermiculita y mezclar muy bien.
  • Rellenar con la mezcla nuestro semillero dejando un par de dedos libres.
  • Esparcir uniformemente nuestras semillas, cubriendo toda la superficie.
  • Se cubre con una fina capa de mezcla (5 mm).
  • Regamos con aspersión.
  • Lo dejamos en luz directa al sol.
  • Temperatura entre 10-12º.
  • Por la noche se puede cubrir con media garrafa de agua.
  • Cuando germinen, se realiza un repicado o clareo previo a la plantación.

¿Dónde las sembramos?

Si bien la lechuga se adapta a la mayoría de climas, prefieren las temperaturas no demasiado elevadas ya que sus hojas de deshidratan con facilidad. Además, el exceso de riego o lluvia en la última fase de su crecimiento, podría producir podredumbre.

plantando lechugas

¿Cómo preparamos el suelo?

Para plantar nuestras lechugas, es necesario que el suelo sea rico en materia orgánica muy descompuesta y rico en humus. Podríamos utilizar, por ejemplo, suelos en los que hayamos cultivado previamente verduras u otras hortalizas. Además, el suelo debería ser capaz de retener bien la humedad.

¿Cómo abonamos?

Si bien la lechuga no necesita un suelo excesivamente abonado, en caso de contar con un suelo pobre, podríamos recurrir a 3kg de compost muy descompuesto que esparciremos cada metro cuadrado.

¿Cómo regamos?

Para cultivar nuestras propias lechugas, debemos tener en cuenta que necesitan mucha cantidad de agua, principalmente cuando se están desarrollando los cogollos. Debemos mantener el suelo húmedo constantemente, regando a diario y en poca cantidad. Lo ideal sería un riego por goteo ya que si encharcamos el terreno, la podredumbre de nuestra planta estará garantizada y además atraeremos a algunas enemigos como las babosas.

manos recogiendo lechugas

Cosecha y recolección

La lechuga es una planta de crecimiento rápido, por lo que podemos cosechar lechugas del jardín en unos 50 días.

Recomendaciones:

La combinación más beneficiosa de lechuga: ajo, cebolla, col, pepino, puerros, rábanos, tomates y zanahorias.

También son compatibles con: berenjena, calabacín, calabaza, espinacas, guisantes, habas, habas, melones, rábanos, pimientos, remolacha y sandía.

¿Qué propiedades podemos encontrar en la lechuga?

Entre todas las propiedades que nos aporta la lechuga, podemos encontrar las siguientes:

  • Propiedades calmantes, purificantes, refrescantes.
  • Vitaminas A, B1, B2, B6, C, D y E.
  • Minerales como cobre, cloro, fósforo, magnesio, potasio, hierro y sodio.

Se dice que la lechuga se recomienda para los insomnes debido a sus propiedades sedantes.

Plagas y enfermedades más frecuentes

  • Babosas y caracoles. Remedio: Recoja manualmente o instale trampas de cerveza (los recipientes de boca ancha enterrados en el suelo medio llenos de cerveza los atraerán)
  • Hongos. Aparecen por un exceso de humedad. Remedio: eliminar las zonas afectadas y favorecer la aireación.
  • Pulgones. Aparecen cuando existe un exceso de nitrógeno. Remedio: purín de ortiga como prevención o insecticidas vegetales como lucha directa.
  • Pájaros. Remedio: cubrir con una malla.

Artículos relacionados