La guía definitiva para el cuidado y cultivo de los naranjos

Frutales  >> Cuidado y cultivo de los naranjos

cuidado naranjo

Los naranjos están entre los árboles frutales más tolerantes a la sequía y son también de los más fáciles de cultivar.

Originarios de las regiones subtropicales del sur de China y el sudeste asiático, los naranjos prosperan en climas cálidos y húmedos con mucha luz solar y riego regular. También son una de las frutas más apreciadas en los jardines domésticos. Si está pensando en cultivar un naranjo en casa, hay mucho que saber antes de empezar.

Siga leyendo para saber todo lo que necesita saber sobre el cuidado y el cultivo de su propio naranjo.

Dónde cultivar naranjos

Antes de pensar en plantar un naranjo, tienes que saber un poco sobre sus requisitos climáticos de crecimiento, para poder decidir en qué lugar de tu patio o jardín debes plantarlo.

Los naranjos pueden crecer en la mayoría de los lugares del mundo, incluso en los climas más fríos y septentrionales. Sin embargo, los naranjos crecen mejor en lugares cálidos y húmedos.

Si vives en un clima cálido y húmedo, lo más probable es que tu jardín sea perfecto para cultivar naranjos.

Si vives en un clima más frío y seco, puedes cultivar naranjos, pero es posible que tengas que proporcionarles algo más de calor y protección contra los elementos. Los naranjos crecen mejor a pleno sol y deben plantarse en un lugar en el que puedan recibir la mayor cantidad de sol posible.

Si vives en un clima muy cálido y soleado y no tienes un lugar en tu jardín que reciba al menos seis horas de sol al día, puede que tengas que cultivar tu naranjo en macetas para poder llevarlo al interior durante el invierno.

Requisitos del suelo para los naranjos

Cuando cultives un naranjo, especialmente si lo plantas en un contenedor, debes darle una tierra buena y de calidad.

Puedes utilizar una tierra para macetas de uso general, o puedes mezclar tu propia tierra con los siguientes ingredientes: – Abono para naranjos: 6 tazas (5-10-5) – Materia orgánica como musgo de turba o compost: 2 tazas – Vermiculita: 1 taza – Tierra para macetas: de 1/2 a 1 taza Al igual que con la mayoría de los árboles y plantas, la clave para una buena salud del suelo es el equilibrio.

Un suelo demasiado rico en nitrógeno producirá un crecimiento exuberante y verde que puede ser propenso a las enfermedades.

Un suelo demasiado pobre en nitrógeno producirá un crecimiento débil y enjuto. Un suelo demasiado ácido frenará el crecimiento e impedirá la absorción necesaria de ciertos nutrientes.

Un suelo demasiado alcalino impedirá la absorción de los nutrientes necesarios y, en algunos casos, causará daños a las plantas.

Cuidado de los naranjos: Lo que hay que saber

Lo más importante que debe saber sobre el cultivo de naranjos es que necesitan mucha agua.

Cuando cultives naranjos, utiliza un programa de riego para asegurarte de que le das a tu árbol suficiente agua sin ahogarlo. Los naranjos necesitan aproximadamente una pulgada de agua a la semana.

Riegue a fondo pero con poca frecuencia. Los naranjos necesitan mucha agua, pero no les gusta que los encharquen.

Riega bien tu naranjo cada semana, pero no vuelvas a regarlo hasta que la tierra esté completamente seca.

Elige el abono adecuado. Los naranjos prefieren ser abonados con un fertilizante alto en nitrógeno.

Un abono común con alto contenido en nitrógeno es el 10-10-10. Muchas marcas de fertilizantes ofrecen un abono de uso general que también es alto en nitrógeno, o puedes hacer tu propio abono combinando fertilizantes comerciales con fertilizantes orgánicos. Mantén tu naranjo sano.

Los naranjos pueden ser susceptibles a una serie de plagas, enfermedades y trastornos comunes.

Cuando cultives naranjos, asegúrate de estar atento a plagas como los pulgones y las cochinillas y a enfermedades como la podredumbre de la raíz, el oídio y el cancro de los cítricos.

Cuándo plantar un naranjo

El mejor momento para plantar un naranjo es a finales del invierno o principios de la primavera, cuando el suelo está lo suficientemente caliente como para recibir una nueva planta.

Asegúrese de dar a su árbol el tiempo suficiente para establecerse antes del invierno, para que tenga la oportunidad de sobrevivir el primer año.

Si vives en una zona con una temporada de crecimiento larga, puedes plantar tu naranjo en cualquier momento del año, pero si vives en una zona con una temporada de crecimiento corta, tendrás que plantar tu naranjo en otoño.

Elige un lugar en tu jardín que reciba al menos seis horas de luz solar directa cada día y que tenga un suelo que drene bien.

Evita plantar tu naranjo junto a muros o vallas, ya que pueden bloquear la luz del sol.

Cómo cultivar un naranjo a partir de una semilla

Los naranjos pueden iniciarse a partir de semillas, pero son una planta de crecimiento muy lento, que tarda varios años en alcanzar la madurez.

Los semilleros maduran mucho más rápido que las plántulas, y el riesgo de que contraigan una enfermedad o una plaga es menor.

Si quieres iniciar un árbol a partir de una semilla, puedes hacerlo en el interior unas seis u ocho semanas antes de la última fecha media de las heladas.

Sigue atentamente las instrucciones del paquete de semillas y plántalas en una mezcla para sembrar (también puedes utilizar tierra normal para macetas). Mantén la tierra húmeda, pero no encharcada.

Una vez que las plántulas sean lo suficientemente grandes como para manipularlas, transplántalas a macetas individuales (o bandejas de semillas).

Una vez que tus plántulas de naranja estén en el exterior, vigila que no haya enfermedades ni plagas. Las enfermedades son la forma más común de muerte de las plántulas, así que asegúrate de mantener tu suelo libre de patógenos rotando tus cultivos y manteniendo tu suelo sano.

Conclusión

Si alguna vez has pensado en cultivar tus propias naranjas, ahora es el momento. Los naranjos son fáciles de cultivar y mantener, y su deliciosa fruta hace que merezca la pena el esfuerzo.

Si estás pensando en cultivar un naranjo en casa, hay muchas cosas que debes saber antes de empezar. Sigue estos consejos y disfrutarás de un naranjo sano durante años.