Cuidar tulipanes en maceta

Flores  >> Flores blancas >> Cuidar tulipanes en maceta

Flores de tulipan blanco

Las flores de tulipán son mundialmente conocidas por su espectacular belleza, tanto en forma como en color. A lo largo de los años, los entusiastas de la jardinería han ido desarrollando nuevas variedades y tipos de tulipanes, que vienen en más y más colores y formas. Sin embargo, la mayoría de las personas no tienen un patio o jardín donde esta magnífica flor pueda crecer directamente en el suelo.

Por eso, en este artículo de Plantasparajardin te explicamos cómo cuidar los tulipanes en maceta y mantenerlos en buen estado para que disfruten en casa sin necesidad de un suelo terroso apto para su cultivo.

Cómo preparar bulbos de tulipán para macetas

Hay algunos aspectos que deben tenerse en cuenta antes de proceder con el cultivo de tulipanes. Primero, debido a que es una planta nativa de las regiones templadas, los bulbos deben exponerse a períodos fríos para simular climas otoñales. Para hacer esto, simplemente póngalos en el refrigerador durante unos meses antes de plantarlos.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta el tamaño de la maceta y el sustrato que le pondremos. El tamaño recomendado para unos 3 o 4 bulbos de tulipán es entre 20cm y 25cm de diámetro y entre 30cm y 40cm de profundidad. El fondo de la maceta debe tener agujeros para facilitar el drenaje, de lo contrario, el hongo afectará a los bulbos. En cuanto al sustrato, coloca primero algunas piedras o grava en el fondo para mejorar el drenaje. En segundo lugar, debe elegir un sustrato muy poroso que pueda retener la humedad y drenarla por completo.

Se recomienda un sustrato para macetas a base de perlita o vermiculita, ya que estos materiales minerales tienden a retener agua además de una buena ventilación. Con este sustrato llenaremos la maceta un poco más de la mitad y reservaremos una porción para cubrir los bulbos más adelante. Sabiendo todo lo anterior, tendremos lo necesario para poder cultivar tulipanes.

Cómo cultivar los bulbos de tulipán en macetas desde cero

Aparte de las propiedades de la mayoría de los bulbos, los bulbos de tulipán no requieren ninguna plantación especial. Dicho esto, simplemente puedes seguir los siguientes pasos para cultivar bulbos de tulipán en macetas y dejar pasar el tiempo recomendado en el frío.

  • Coloque el bulbo con la base o la parte más plana del crecimiento de la raíz hacia abajo y métalo en el suelo o sustrato.
  • La distancia entre los bulbos no debe ser inferior a 2 cm, de lo contrario no crecerá con normalidad y la floración será débil.
  • Una vez que los tengas todos en la maceta, cubre los bulbos con el resto del sustrato para que queden enterrados unos 5cm y riega generosamente para que el sustrato quede bien humedecido.

Ahora solo queda esperar a que los bulbos echen raíces y los tallos emerjan de la tierra para seguir creciendo y floreciendo.

Luz y temperatura

Si ponemos bulbos en casa, es necesario colocar la maceta cerca de una ventana o en un lugar bien iluminado. Para que los tulipanes se desarrollen correctamente, la temperatura debe estar entre los 15 ºC y los 20 ºC, y no bajar de los 5 ºC, de lo contrario la planta enfermará y será complicado recuperarse.

Luz

Los tulipanes son plantas de pleno sol porque necesitan mucha luz para mantenerse saludables y toleran bien la luz solar directa. Sin embargo, también prosperan en semisombra y no prosperarán en sombra completa, siempre que haya buena luz ambiental cerca. Por eso, lo mejor es tenerlas al aire libre en un lugar soleado, en cambio, si estamos en un lugar frío y con poca luz natural, es mejor llevar la maceta dentro.

Riego

La frecuencia de riego depende de si ponemos los bulbos dentro de casa, o en las ventanas o balcones. En el primer caso, se requieren riegos de 2 a 3 veces por semana. Si los bulbos están en el exterior, no es necesario regar siempre que llueva con más o menos regularidad.

Floración

La duración de la floración de los tulipanes depende en gran medida de la variedad de tulipanes que cultivemos. Pero tarde o temprano, los pétalos se marchitarán y las hojas y los tallos comenzarán a ponerse amarillos. Cuando esto sucede, tenemos que esperar unas 5 o 6 semanas hasta que toda la planta se ponga amarilla, momento en el que tenemos dos opciones.

Primero, podemos quitar la parte muerta de la planta, desenterrar los bulbos y ponerlos en un lugar fresco y seco hasta la replantación al año siguiente. Alternativamente, podemos colocar los bulbos en macetas, siempre y cuando repongamos el sustrato, aportando nuevos nutrientes a los tulipanes. Pero si las ponemos en el suelo, tenemos que sacar las macetas al exterior para que proporcionen el periodo de frío que comentábamos anteriormente.

Artículos relacionados