Cultivo y cuidados de la albahaca

Semillas  >> Cultivo y cuidados de la albahaca

albahaca con fondo negro

La albahaca es originaria de Asia y se estima que los primeros ejemplares crecieron en la India y en Irán. Sin embargo, fue una planta aromática muy usada en la antigüedad. Actualmente se cultiva en todo el mundo por sus usos culinarios y propiedades medicinales. Se ha reportado que la albahaca contiene una alta concentración de compuestos volátiles como monoterpenos e hidrocarburos sesquiterpenos, los cuales le confieren un aroma característico y son responsables de la composición de su aceite esencial. Se ha caracterizado la composición de los aceites esenciales de varios cultivares de albahaca

La albahaca es una planta herbácea anual, cuyo tallo alcanza una altura de poco más de medio metro. Las hojas anchas, con formas diferentes según la especie, poseen color verde, con un tono mucho más vivo en la parte superior. Su follaje es muy aromático que incluso es apta para espantar mosquitos.

albahaca cuidados

¿Qué necesitaremos para plantar albahaca?

  • Maceta pequeña, envase de yogur o un semillero.
  • Sustrato para semillero.
  • Semillas de albahaca.
  • Aspersor.

Cómo sembrar nuestra albahaca

  • Rellenar nuestra maceta para la albahaca del sustrato para semillas.
  • Espolvorear con las semillas de albahaca la superficie de la maceta.
  • Cubrirlas con un poco de sustrato sin poner mucha cantidad, solo cubriéndolas ligeramente (2 ó 3 mm).
  • Dejarlas en un sitio en el que le dé bastante luz solar y regarlas con aspersor abundantemente.
  • Regar cada 4 ó 5 días.
  • Colocar marcador con el nombre y fecha de siembra.

Albahaca cuidados

albahaca en maceta

El abono albahaca

El abono para nuestra albahaca debe ser rico en humus. Además, deberemos abonar mensualmente. Para disfrutar de todo el sabor de las hojas de albahaca fresca, no debemos excedernos en el uso de fertilizantes y es recomendable abonar la tierra antes de la siembra. Una tierra rica en nutrientes no asegurará la buena salud de nuestra planta y el buen cuidado de la albahaca. Para aumentar los nutrientes y la calidad de la tierra, usaremos un buen compost a base de restos vegetales y excrementos de animal.

La luz: Iluminación o semi-sombra

La albahaca es una planta cambiante en cuanto a su versatilidad. Puede desarrollarse a pleno sol, pero revísala regularmente ya que corre el riesgo de secarse. Debe asegurarse de que las plantas se mantengan húmedas en todo momento. Sin embargo, como ya te hemos dicho, la albahaca se puede cultivar en zonas de semisombra sin problema. De hecho, esta alternativa se recomienda en verano, cuando hace más calor.

El riego de la Albahaca

La albahaca es una planta que se deshidrata fácilmente. Por eso, requiere de humedad y riego constantes, especialmente en las épocas más calurosas del año. No obstante, es necesario evitar el encharcamiento, regando de forma frecuente pero en pequeñas cantidades. Una buena fórmula, sería usar el riego por goteo.

Precisamente para evitar el encharcamiento, la tierra tiene que contar con un buen drenado. Una buena idea es acolchar la tierra con acolchado con mantillo y hojas de consuelda. Un buen momento para regar tu planta de albahaca es por la mañana, así el agua tendrá tiempo de evaporarse y evitaremos encharcamientos.

Cultivar semillas de Albahaca

El sustrato para la Albahaca

Como ya hemos dicho, el suelo de nuestra albahaca debe estar suelto y bien drenado. Para ello, agrega arena, perlita o vermiculita. Además, el sustrato debe ser rico en materia orgánica y nutrientes.

Es mejor sembrar nuestra albahaca en semilleros ya que se utiliza mucho para condimentar nuestros platos y, por otro lado, la protegeremos de heladas y otras inclemencias climáticas.

¿Dónde plantar albahaca?

Podemos plantarla en macetas de 15 centímetros de diámetro y de profundidad de manera que las semillas no germinen muy juntas.

Para preparar los semilleros, rellénalos con una mezcla a partes iguales de perlita, vermiculita y turba. Es importante después, presionar bien la mezcla para evitar bolsas de aire. Finalmente, humedecer bien para crear el ambiente idóneo para que germinen nuestras semillas.

Recomendaciones al sembrar nuestra albahaca

  • Para que germine no hay que enterrarla mucho.
  • Si todo va bien, germinará sobre los 15 días.
  • Con ayuda de un tenedor, se coge cada planta de albahaca y se traspasa a una maceta mayor.
  • Cuando se desarrolle, se puede trasplantar al huerto.

Recomendaciones sobre el clima

A la albahaca no le gusta demasiado el frío y prefiere temperaturas entre los 15 y 20ºC. Así que si vives en una zona fría, es mejor sembrarla dentro de casa.

Es una buena idea ubicarlas en un lugar de tu huerto bien iluminado y con sol directo. Tolera bien un poco de sombra siempre y cuando no sea todo el día.

Artículos relacionados