Cuidados del azafrán

dos Flores moradas de azafran

El bulbo de azafrán o azafrán es una planta aromática originaria de Asia Menor y pertenece a la familia de las Iridáceas. La importancia comercial de esta planta la convierte en un ingrediente popular en la mayoría de los platos en todo el mundo.

Así que si dispones de un espacio considerable en el jardín, aquí te mostraremos paso a paso los cuidados del azafrán para que disfrutes siempre de la alegría de verlo desarrollarse.

Características del azafrán

  • La planta se origina a partir de un bulbo blanco suculento cubierto con una membrana de color marrón rojizo.
  • Las hojas aparecen después de la floración, a fines del otoño o el invierno, y continúan hasta la primavera.
  • Cada azafrán contiene de 4 a 10 hojas de acaulinare largas, estrechas, de color verde oscuro y envainadas. Presenta una línea vertical blanca en el medio.
  • Flores solitarias, terminales, de color púrpura, compuestas por 6 pétalos soldados, 3 estambres y un estilo que termina en 3 estigmas de color rojo anaranjado.

Cuales son los cuidados del azafrán

Los azafranes son bulbosos y relativamente fáciles de cuidar, solo necesita prestar atención a algunos detalles para producir hermosas flores. Recuerda lo siguiente:

  • El clima ideal. El azafrán es una planta rústica, capaz de adaptarse a diferentes temperaturas y altitudes desde -15°C hasta 40°C.
  • factores del suelo. Sin embargo, para cultivar azafrán, prefiere suelo suelto con alto contenido de calcio y bien drenado, y evita el agua estancada, ya que no crece bien en lugares húmedos y anegados. La vegetación vegetal aumenta en suelos fértiles, pero la producción de flores disminuye.
  • floración. Los azafranes florecen en invierno y primavera y, a menudo, se colocan en rocallas o bordes para crear manchas de color en el césped, arbustos o incluso en macetas en patios o balcones.

Artículos relacionados