Cómo hacer crecer y cultivar gallardias: Guía paso a paso

Flores  >> Cómo hacer crecer y cultivar gallardias

cuidado gallardias

Crecer y cultivar la gallardía es fácil y no se necesita mucho mantenimiento para hacerlo. De hecho, todo lo que necesitas para cultivar esta planta es la tierra adecuada, agua, luz solar y algo de cariño.

Los ácaros rojos son una de las plagas más comunes que atacan a las plantas de gallardia. Estos pequeños bichos rojos dejarán seca a tu planta en un abrir y cerrar de ojos.

Sigue leyendo para saber cómo matar los ácaros de la gallardía rápidamente, para que tus plantas vuelvan a prosperar.

Cómo reconocer e identificar los ácaros de la vesícula

Los ácaros rojos son una de las plagas más comunes que atacan a las plantas de gallardia. Estos pequeños bichos rojos dejarán seca a tu planta en poco tiempo. Sin embargo, la buena noticia es que los ácaros son fáciles de identificar y eliminar.

Si ves pequeños puntos rojos en las hojas de tu planta, con telarañas en el envés, es un buen indicio de que tu planta está infestada de ácaros.

Si miras más de cerca, te darás cuenta de que las hojas también tienen pequeños grupos de puntos amarillos.

Aquí es donde los ácaros han estado chupando los nutrientes de la planta. También verás que las hojas se vuelven amarillas y se mueren.

Si notas alguno de estos signos, sigue leyendo para saber cómo deshacerte de los ácaros y salvar tu planta de gallardia.

Pasos para deshacerse de los ácaros de las agallas

Como los ácaros son tan pequeños y difíciles de detectar, es posible que ni siquiera sepas que tu planta está infestada. De hecho, los ácaros sólo serán visibles a simple vista si hay muchos en tu planta.

Aquí tienes algunas cosas que puedes hacer para deshacerte de los ácaros:

– Lava las hojas de tu planta con una manguera de jardín para eliminar los ácaros.

– Lava la tierra en la que crece tu planta con agua y jabón. Esto matará a los ácaros que se esconden en la tierra.

– Mezcla una parte de melaza con tres partes de agua, y vierte esta mezcla sobre la tierra y las hojas de tu planta. Esto ayudará a eliminar los ácaros.

– Rocía aceite de neem en la tierra y las hojas de tu planta. Esto ayudará a matar a los ácaros y evitará que vuelvan a aparecer.

Maneras de prevenir la infestación de ácaros

Dado que los ácaros de la araña roja prosperan en casi cualquier entorno, hay algunas medidas preventivas que puedes tomar para mantenerlos alejados de tus plantas de gallardia.

– Elige el lugar adecuado para cultivar tu planta. A los ácaros no les gustan los ambientes cálidos y secos, así que evita cultivar tu planta bajo la luz directa del sol.

– No riegue en exceso su planta. Los ácaros prosperan en ambientes húmedos, así que asegúrate de que tu planta no esté constantemente en agua.

– Elimina las hojas muertas de tus plantas, ya que es ahí donde les gusta esconderse a los ácaros.

– Elimine las malas hierbas de su jardín y manténgalo limpio. A los ácaros les gusta esconderse en las malas hierbas.

– Guarde sus herramientas de jardinería en un lugar limpio y seco. Los ácaros prosperan en ambientes sucios y húmedos.

– Evite manipular sus plantas cuando estén húmedas. Esto evitará que los ácaros se propaguen a otras plantas.

– Evita traer plantas del vivero a tu jardín, ya que los ácaros podrían estar en ellas.

Cómo tratar tu gallardia después de matar a los ácaros

Una vez que hayas matado a los ácaros y hayas salvado tu planta, tienes que asegurarte de que esté sana y vuelva a crecer. Aquí tienes algunas cosas que puedes hacer:

– Regar bien la planta. Es probable que los ácaros hayan absorbido gran parte de los nutrientes de las hojas de tu planta, y ésta necesitará agua para volver a crecer.

– Vuelve a aplicar el fertilizante que utilizabas antes de que los ácaros atacaran tu planta.

– Intenta devolver el color a las hojas rociando la planta con agua. Esto ayudará a que las hojas vuelvan a tener su color original.

– Cubre las hojas de tu planta con un paño fino. Esto ayudará a proteger las hojas mientras vuelven a crecer.

Conclusión

Cultivar la gallardia es fácil y no requiere mucho mantenimiento. De hecho, todo lo que necesitas para cultivar esta planta es la tierra adecuada, agua, luz solar y algo de cariño.

Cuando cultives la gallardia, asegúrate de estar atento a los ácaros de la araña roja.

Estas plagas pueden causar estragos en tus plantas, por lo que es importante detectarlas y deshacerse de ellas lo antes posible.

Con un poco de investigación, cultivar esta planta puede ser muy fácil.